Abortado en plena cuenta atrás el último test del Miura 1, el primer cohete espacial español




A tan solo seis segundos de la ignición, PLD Space se ha visto obligada a abortar el tercer y último test del Miura 1 en el aeropuerto de Teruel, el que será el primer cohete espacial español. La causa ha sido un fallo en la presurización del tanque de oxígeno, que provocó oscilaciones en el cohete. «Por seguridad, hemos decidido abortar», ha explicado Raúl Torres, CEO de la compañía española y director de lanzamiento.

«Creemos que el problema viene de la carga de oxígeno líquido», continúa Torres, ya que el calor del día les hizo cargar el tanque más de lo habitual, lo que llevó a una descompensación. Esta es la principal hipótesis que manejan, aunque queda por delante analizar una buena cantidad de los datos recogidos esta madrugada.

Quedan muchos datos por analizar, y Torres asegura que «es cuestión de días» la realización del último test, necesario para comprobar que todo el funcionamiento está correcto antes del lanzamiento del cohete al espacio, que se propulsará desde la base del Arenosillo de Huelva. 

Fuentes de la compañía confirmaron ayer que, con casi toda seguridad, era «cuestión de horas» que se procediera con la última prueba y aseguraron que, de demorarse, el plan es concluir las pruebas esta semana.

Sin embargo, no apremian las prisas en la compañía. Lo más importante es que el prototipo suborbital salga de Teruel con la menor posibilidad de sufrir un fallo técnico. De hecho, estaba previsto que la prueba de calificación se realizara el pasado 9 de junio, pero una anomalía obligó a retrasar la ejecución del test y a examinar con detenimiento el vehículo espacial. La prueba consiste en una misión vuelo que tendrá una duración de 122 segundos. Las dos anteriores se realizaron el 13 de abril y el 3 de mayo, con duraciones de 5 y 20 segundos, respectivamente.

El Miura 1, una vez supere el periodo de prueba, llegará a la termosfera a 153 kilómetros de distancia de la Tierra. Su misión consistirá en transportar una carga útil de 100 kilos del Instituto alemán ZARM (Centro de Tecnología Espacial Aplicada y Microgravedad), para verificar en condiciones de microgravedad algunas de las tecnologías que ha creado para la industria espacial.

Por otro lado, la compañía tiene previsto realizar en 2024 la primera misión comercial con su cohete orbital no tripulado Miura 5, que despegará desde su plataforma de lanzamiento en la Guayana Francesa. No obstante, Teruel es importante para PLD Space. En 2015, la compañía realizó su primera prueba de motor real desde su base ubicada en el Aeropuerto de Teruel.

Noticias relacionadas

Ver noticia en: www.epe.es