Albert Rivera reaparece en un «aquelarre centrista» del PP junto a Feijóo


BRICOMERLIN - Bricolaje, herramientas, pintura, electricidad, jardin, ...


«Esto es un aquelarre centrista para reivindicar la Transición». La expresión es del exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, durante la presentación del libro que ha escrito junto a Fernando Eguidazu , ‘España en su laberinto’. El acto se desarrolló el lunes por la tarde en la Fundación Rafael del Pino y por allí se dejaron ver dirigentes del nuevo y del viejo PP, incluidos exministros y expresidentas autonómicas madrileñas, así como insignes representantes de la antigua UCD. Pero aquel ‘aquelarre’ al que se refería Margallo tuvo un visitante inesperado, o quizás no tanto para algunos: Albert Rivera . El expresidente de Ciudadanos llegó a la Fundación y saludó a diestro y siniestro a los populares, y se sentó junto al vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons. «Te hacíamos negociando con Bolaños», espetaron los periodistas a González Pons. «¿Y quién dice que no lo esté haciendo?», respondió. El caso es que abandonó la sala en mitad del acto, teléfono móvil en mano, y con aparentes prisas. Noticia Relacionada estandar No Feijóo arropa a Margallo en un «aquelarre centrista» para «reivindicar la Transición» Mariano Calleja El presidente del PP clausura el acto de presentación del último libro del exministro, ‘España en su laberinto’ Rivera centró muchas miradas durante esta presentación del libro de Margallo. No se dejó ver charlando con Alberto Núñez Feijóo , que clausuró el acto y que tuvo unas palabras para la ‘nueva política’ , no demasiado positivas. Con Rivera delante de él, el presidente del PP criticó que los que hablan de nueva política «son los mismos que quieren recuperar los viejos antagonismos que ya demostraron sobradamente su capacidad para destruir la convivencia entre españoles». Feijóo se refería, obviamente, a otros representantes de la ‘nueva política’, pero en realidad esa bandera fue una de las señas de identidad de Rivera y Ciudadanos durante mucho tiempo. En la etapa de Pablo Casado al frente del Partido Popular se habló mucho de un posible acercamiento de Rivera a esa formación política, después de que abandonara Ciudadanos. Lo cierto es que se quedó en un amago. Rivera sí colaboró con el PP desde su bufete de abogados y llevó algunos de los recursos presentados por los populares contra leyes del Gobierno y de la Generalitat de Cataluña. Los rumores de una colaboración más estrecha fueron insistentes en unos meses en los que el entonces secretario general del PP, Teodoro García Egea, opto por el fichaje masivo de cargos de Ciudadanos, para consumar la absorción total del partido. En el nuevo PP de Feijóo, sin embargo, la estrategia ha cambiado por completo. En un giro de 180 grados, frenó en seco la incorporación de dirigentes de Ciudadanos, más allá de casos puntuales relacionados más con motivos personales que políticos, como el de Juan Marín en Andalucía . Al PP de Feijóo nunca le ha interesado la absorción de antiguos cargos de Ciudadanos y ha puesto su objetivo únicamente en sus votantes. De hecho, fuentes del PP aseguran que un supuesto fichaje de Rivera no aportaría nada al proyecto de Feijóo y solo traería problemas en el futuro.

Ver noticia en: www.abc.es