Alerta por la alta presencia de chinches de cama en España


BRICOMERLIN - Bricolaje, herramientas, pintura, electricidad, jardin, ...

La reactivación del turismo tras la pandemia y las constantes olas de calor han propiciado la reaparición de las chinches de cama en España, que ya cuentan con «una fuerte presencia», según un comunicado de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA).

Por eso, Sergio Sevilla, portavoz de ANECPLA, nos explica qué es, por qué hay una alerta de fuerte presencia de chinche en España, cómo diferenciarla de las pulgas, por qué puede llegar a ser tan grave y cómo la erradican.

Las chinches son insectos de actividad nocturna y su presencia suele pasar desapercibida hasta el momento en que se alimentan de la sangre de su huésped, ya que su picadura provoca una comezón más o menos intensa. Desde ANECPLA realizan desinsectación con vapor sobrecalentado elevando la temperatura interior de los colchones, enseres o rodapiés.

Al parecer, se ha elevado 500 veces más el número de plagas de chinches que otros años. «Es lo que ha tenido el tiempo de pandemia, el tiempo en el que no hemos podido viajar. Se han reactivado, sobre todo, en el tema de los viajes transoceánicos y hemos detectado un rebrote bastante importante», explica Sergio.

Las pulgas, por el contrario de las chinches, no alcanzan un tamaño superior a los tres milímetros y cuenta con patas mucho más desarrolladas que las chinches, que les permiten saltar hasta un metro. La forma del cuerpo de las pulgas va en estrecho a los costados y generalmente varían entre un color rojizo y el marrón claro.

En cuanto a las picaduras, las de chinches se producen durante la noche, en brazos torso y cuello y suelen inflamarse, como la de los mosquitos, y las de pulgas se producen en cualquier momento del día, en tobillos o la parte baja de las piernas y suelen presentar un punto rojizo en el centro. Asimismo, las chinches se suelen encontrar en habitaciones de descanso y las pulgas en cualquier parte de la casa.

En ANECPLA cuentan con Sombra, un perro que detecta chinches y se encarga en ir habitación por habitación en los hoteles para localizarlas, realizando un servicio preventivo muy importante, sobre todo, para evitar infestaciones o reinfestaciones dentro de las plantas.

Sombra llegó a ellos ya con un adiestramiento de explosivos. «Él identifica el olor de las chinches vivas, que es un olor dulzón, como de sangre, en forma de juego», nos cuenta Sergio Sevilla.

¿Qué debemos hacer si aparecen chinches en nuestra vivienda?

Cabe destacar, que la chinche común es capaz de albergar más de 40 patógenos causantes de enfermedades humanas, por lo que es muy recomendable intentar detectarlas cuanto antes y acabar con ellas.

Ver noticia en: www.telemadrid.es