Argelia congela el comercio exterior con España






Argelia ha ordenado congelar a partir de este jueves el comercio exterior con España como consecuencia de la suspensión «inmediata» y unilateral del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación entre ambos países por el “giro injustificable” del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al Sáhara Occidental.

«Tras la suspensión del tratado de amistad, buena vecindad y cooperación con el Reino de España, se solicita la congelación de la domiciliación bancaria de las operaciones de comercio exterior de productos y servicios, desde y hacia España a partir del jueves 9 de junio», señala en un comunicado al que ha tenido acceso RTVE.es la Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF) de Argelia, encargada de comunicar las notificaciones del Ministerio de Finanzas a los bancos nacionales. 

«Instruyan amablemente a sus departamentos correspondientes a fin de que tomen todas las medidas necesarias para la estricta aplicación de esta medida», concluye la nota firmada por el director del ABEF, Rachid Belaid. Belaid. 

La circular no establece ningún tipo de excepción y abre la posibilidad de que afecte a todo tipo de sectores, entre ellos el de la energía. El país argelino es el segundo mayor proveedor de gas de nuestro país después de Estados Unidos. 

Argelia ve un giro «injustificable» del gobierno español

Previamente el país africano ha anunciado la suspensión del Tratado por la «injustificable» posición de España sobre el Sáhara Occidental y el plan de autonomía marroquí. 

«Las autoridades españolas han emprendido una campaña para justificar la posición que han adoptado sobre el Sahara Occidental, una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España», han declarado desde la Presidencia de la República de Argelia. 

Argelia recrimina a España la campaña emprendida para tratar de argumentar un giro político que, según ellos, supone una «violación de las obligaciones jurídica, moral y política» de la que sigue siendo «potencia administradora» del Sáhara Occidental.

En este sentido, Argel afea el respaldo del Ejecutivo de Pedro Sánchez a una «fórmula ilegal e ilegítima» como es la autonomía planteada por Marruecos basada en una política colonial de «hechos consumados» mediante «argumentos falaces», según el comunicado recogido por la agencia de noticias oficial APS.

El pasado 18 de marzo, el Gobierno de Sánchez dio un giro histórico en política exterior al apoyar la propuesta marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental, con un movimiento que, según los expertos, ponía fin a su neutralidad respecto al conflicto.

 

Antes de conocerse esta decisión del Ministerio de Finanzas argelino, el Gobierno había afirmado que el suministro de gas por parte del país africano no estaba en riesgo a pesar de la ruptura del tratado de amistad, y es que Argelia es uno de los principales proveedores de gas de nuestro país. 

«El Gobierno argelino es muy conocido por ser un socio fiable, un suministrador fiable. Se han dado garantías al máximo nivel, nada indica que vaya a ser de otra manera», había defendido el ministro de Exteriores, José Manuel Alares, horas antes de que Argelia congelase el comercio exterior con España. 

Ver noticia en: www.rtve.es