Carriedo avisa de que el reparto del déficit «dificulta» las competencias



No especialmente satisfecho salió ayer el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que comunidades y Ministerio se vieron las caras. Y es que los dos temas principales que se abordaron en la cita no sirvieron para satisfacer las demandas de Castilla y León. Por un lado, disconformidad con el reparto del déficit diseñado por el Gobierno central y, por otro, nada nuevo sobre la mesa en lo que respecta a la reforma del modelo de financiación autonómica.

Con el histórico techo de gasto de cara a 2023 recién salido el martes del Consejo de Ministros -198.221 millones de euros, un 24% más que para este ejercicio-, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, comunicó a los responsables autonómicos lo que ya sabían desde el día anterior: del 3,9 por ciento total de objetivo de déficit, el 3,2 se lo reserva la Administración central y las comunidades se quedan con el 0,3. Una distribución para el margen entre lo que se ingresa y lo que se gasta a mayores «claramente asimétrica», censuró Carriedo. «Nosotros no decimos que el Gobierno no tenga competencias, pero es muy evidente que el gasto público en España no supone que el Estado gaste doce veces más que las comunidades», advirtió el consejero. Un reparto desigual que «pone en dificultad las competencias que tenemos asumidas», advirtió el consejero. Entre ellas, Sanidad, Educación Servicios Sociales o extinción de incendios.

Precisamente sobre este último punto, Carriedo hizo alusión a que los grandes fuegos que se están viviendo en las últimas semanas «pone en valor» que hay un determinado gasto vinculado al territorio como es el destinado a la extinción de incendios forestales que «tiene mucho más que ver con el territorio que con la población», por lo que debe ser una variable a tener en cuenta en la financiación autonómica.

Un sistema sobre cuya reforma las autonomías «no» han vuelto a tener noticias desde que enviaron en enero sus consideraciones a la propuesta inicial remitida por el Ministerio. Ni siquiera ayer lo abordaron en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, cuando «paradójicamente» el Gobierno se reunía a la vez con la Generalitat de Cataluña. Así que «preocupación» por esos encuentros bilaterales y «mucho nos tememos» que algún as comunidades y «particularmente una», en alusión a Cataluña, sí estén tratando individualmente la reforma del sistema que Castilla y León urgen desde hace años.

Ver noticia en: www.abc.es