Dos años de cárcel para el Cuco y su madre por mentir en el juicio de Marta del Castillo






El Juzgado de lo Penal número siete de Sevilla ha condenado a Francisco Javier García, conocido como El Cuco, que ya cumplió condena por encubrir en 2009 el asesinato de la joven Marta del Castillo, y a su madre, a dos años de prisión por un delito de falso testimonio en sus declaraciones como testigos en el juicio celebrado en 2011 contra los adultos acusados por dicho crimen.

En la sentencia, la juez impone a cada uno de ellos el pago de una multa de 1.440 euros. Ambos además deberán indemnizar a los padres de la joven con 30.000 euros (15.000 a cada progenitor) por el «dolor innegable y manifiesto» causado, según la sentencia que la juez ha comunicado este jueves a El Cuco y a su madre, después de que el pasado 26 de mayo ambos reconociesen los hechos contenidos en el escrito de acusación de la Fiscalía pero optasen por no contestar preguntas.

El delito de falso testimonio conlleva una pena de prisión de seis meses a dos años y multa de tres a seis meses. La juez ha optado por la pena de dos años de cárcel y seis meses de multa (a razón de una cuota diaria de ocho euros), «teniendo en cuenta la naturaleza de los hechos y el perjuicio que ha podido causar a la Administración de justicia». 

La juez ve probado que los acusados concertaron su declaración

La magistrada considera probado que el Cuco y su madre declararon en el juicio, en el que Miguel Carcaño fue condenado a 20 años de cárcel por el crimen, habiendo «concertado» ambos «con carácter previo«, junto con la pareja de la acusada (ya fallecida) «una declaración concordante y coherente» para dar «cobertura a la actuación» de su hijo durante la noche y la madrugada del 24 de enero de 2009.

Ambos lo hicieron, dice la juez, «a sabiendas de que faltaban a la verdad, y sin importarles los perjuicios que ello podía irrogar para la familia de la fallecida».

El acusado, recuerda la juez, declaró en la sala del juicio, el 25 de octubre de 2011, que durante esa tarde-noche no había estado en el  piso de la calle León XIII escena del crimendonde tuvieron lugar los hechos, sino con varios amigos, «en franjas horarias distintas a las reales», marchando a su domicilio sobre las 23:30 horas, donde se encontró con la pareja de su madre, que había salido a tirar la basura, para seguidamente subir hasta su casa y no salir más.

«La verdad era muy diferente conforme ha quedado acreditado«, agrega la magistrada, según las sentencias ya firmes dictadas por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial y por el Juzgado de Menores número 3, que condenó al entonces menor de edad por un delito de encubrimiento a la medida de internamiento en régimen cerrado por tiempo de tres años.

La juez recuerda por otro lado, que la madre del Cuco declaró en el juicio el 16 de noviembre de 2011, «sabiendo que no era verdad», que salió con su pareja a tomar unas copas a un bar sobre las 23:30 horas y regresó a su domicilio sobre las 1:30 o 2:00 horas de la madrugada del 25 de enero, encontrando dormido a su hijo, «cuando la realidad era que estuvieron en el citado establecimiento hasta las 4:30 horas y no encontraron a su hijo en casa cuando llegaron«.

La defensa de los padres muestra su satisfacción

La abogada que representa a los padres de Marta del Castillo, Inmaculada Torres, preguntada a la salida de los juzgados por su valoración de la sentencia, ha expresado su satisfacción y ha dicho que confiaban en su acusación. «Por esa mentira no se ha encontrado el cadáver«, ha agregado la letrada.

Los padres de la víctima, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, son las dos únicas personas que testificaron en la vista, pues tras reconocer los acusados los hechos contenidos en el escrito de acusación de la Fiscalía, sus abogados defensores solicitaron desistir de las pruebas testificales y avanzar directamente hacia la fase del juicio correspondiente a las conclusiones definitivas y los informes finales.

La juez accedió a tal extremo, si bien tras las insistentes peticiones de la abogada de los padres, accedió a que los mismos testificasen pero sólo con relación al «daño moral» sufrido. Fruto de ello, en cualquier caso, finalmente no compareció como testigo Miguel Carcaño. 

El falso testimonio del Cuco y su madre es, según aseveraba la letrada «un delito contra la integridad moral como el de (Miguel) Carcaño«, en alusión a la decisión del Supremo de incrementar la condena inicial al autor del crimen por provocar más dolor a la familia de Marta del Castillo a través de las diferentes versiones alegadas respecto a los hechos en cuestión.

Los padres de Marta del Castillo coincidieron en señalar en su declaración como testigos la situación «humillante» que les produjo saber que los acusados reconocieran su falso testimonio. Eva Casanueva aseguró sentir «dolor y pena», considerando que los acusados llevan «13 años riéndose» de su familia y «continúan burlándose, amparados en la Justicia» y dijo que a causa de «tantas mentiras» no habían podido encontrar el cadáver de su hija. 

El padre, Antonio del Castillo, también aseguraba sentirse víctima de una situación «humillante», algo parecido a que le hubiesen «arrastrado por la calle» al llevar ya «13 años sabiendo que mienten».

Así, la abogada de los padres pedía al tribunal que dedujera testimonio contra el Cuco y su madre al «volver a incrementar su dolor» con su actitud, con la que habrían «ocultado los detalles necesarios para encontrar a Marta» pese a haber reconocido su «participación».

La sentencia de este juicio por falso testimonio contra el Cuco y su madre se ajusta de esta forma a la petición realizada en el juicio celebrado el 26 y 27 de mayo por la acusación, representada por la abogada de los padres de Marta del Castillo, de solicitar la pena máxima por este delito, frente a los ochos meses que reclamaba la Fiscalía, y la absolución reclamada por los letrados de la defensa.

Ver noticia en: www.rtve.es