El incendio de Tenerife entra en el Parque Nacional del Teide | España


BRICOMERLIN - Bricolaje, herramientas, pintura, electricidad, jardin, ...


El fuego que se desató el jueves pasado en el municipio de Los Realejos (norte de la isla canaria de Tenerife) entró a última hora de la tarde del viernes en el Parque Nacional del Teide, el mayor y más antiguo de los espacios naturales de Canarias, según informó la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad. Los servicios de emergencia han explicado en la mañana del sábado que la situación “ha empeorado durante la noche con avances en los distintos frentes”, con lo que la superficie afectada ronda las 2.000 hectáreas, con un perímetro de unos 20 kilómetros. El consejero de Seguridad, Julio Pérez, ha dicho, no obstante, que el fuego continúa alejado de los núcleos de población y sin afectación a viviendas.

La jefa de servicio de Protección Civil, Montserrat Román, había informado durante la tarde de ayer de que el fuego ha emprendido unas carreras ascendentes a gran velocidad por el barranco de San Juan, entre Los Realejos y el vecino municipio de San Juan de La Rambla, que es el que ha sufrido más pérdida de masa forestal. Es el flanco izquierdo de la emergencia la que se está comportando como cabeza del incendio y es el que entró por la zona de La Fortaleza, en el Parque Nacional del Teide, para después moverse hacia el Valle de La Orotava debido a un brusco giro del viento, un núcleo fuertemente habitado y con numerosas plantaciones agrícolas.

Durante la noche un centenar de efectivos han trabajado por tierra para contener el fuego y con la primera luz del día han vuelto a desplazarse los medios aéreos. Desde este sábado, la intervención aérea cuenta con dos medios más, un hidroavión del Ministerio, procedente de Málaga, y un helicóptero del Cabildo de Gran Canaria, lo que supone la que en la actualidad estén participando en la emergencia una docena de aeronaves, incluida la que realiza labores de coordinación. En estos momentos, según el 112, las condiciones meteorológicas “no son favorables para las tareas de extinción” debido a la bruma y la calima imperantes, que dificultan la salida de medios aéreos, y también a los continuos cambios de viento. La Consejería ha “redoblado” por ello la vigilancia en las zonas pobladas con bomberos urbanos.

El Parque Nacional del Teide ya se vio amenazado el año pasado por otro incendio forestal que calcinó unas 3.500 hectáreas de monte bajo. El Teide, el pico más alto de España, con 3.718 de altitud, fue declarado parque nacional el 22 de enero de 1954, lo que le convierte en el más antiguo de los parques nacionales de las islas y el tercero más antiguo de España (después del de los Picos de Europa y el de Ordesa). En 2007 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Ver noticia en: elpais.com