El ‘recetario’ de los administradores de fincas contra okupas y robos en las vacaciones




El Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Galicia (Coafga) aconseja blindar las viviendas y negocios durante las vacaciones de verano para evitar posibles robos y okupaciones. Estos gestores aseguran que los pisos y locales vacíos provocan un efecto llamada para ladrones y asaltantes, que aprovechan la falta de vigilancia y la ausencia de residentes y trabajadores para entrar en los inmuebles. Para evitar que estos hechos se produzcan, los administradores ofrecen una serie de recomendaciones a los propietarios.

En primer lugar, consideran que es importante colocar puertas de seguridad en viviendas y cerraduras ‘antirresbalón’. Las puertas más seguras son las acorazadas, con toda la estructura interna, así como el cerco, en acero, aunque son también las más caras. Las de madera, reforzadas con chapas de acero, resultan más asequibles y también mejoran la seguridad. Se encuentran en un rango de precios de entre 1.000 y 2.000 euros.

Otra de las propuestas de Coafga son las alarmas, al tener un importante efecto disuasorio. Aunque son muy útiles para prevenir asaltos, solo el 7% de los españoles cuenta con una. Administradores de fincas de la ciudad también recomiendan a los propietarios ventanas con cristal doble, más difíciles de romper, y material laminado, que alternan en su composición vidrio y sintético.

Las cámaras de seguridad también son métodos disuasorios útiles y existe una amplia gama de dispositivos de diferentes precios, pero su colocación pasa por un estudio detallado del espacio y por cumplir la normativa al respecto para las grabaciones y aviso de su ubicación en cuanto a la protección de los datos.

Los administradores de fincas también ponen el foco en los andamios que se instalan durante la rehabilitación de edificios, que pueden ser una vía de entrada en las viviendas para los asaltantes. En este caso, recuerdan que hay que advertir a la empresa contratada que cada día, cuando deje de trabajar, retire la escalera que accede a los andamios para evitar subidas indeseadas. También aconsejan dejar las ventanas y los balcones bien cerrados y, en caso de salir de viaje, es recomendable poner pasadores en las ventanas y cerrar las persianas.

Los comercios

Además de las medidas antes señaladas, los comercios deben prestar atención a las zonas más vulnerables, como probadores o salidas de emergencia. Es importante además que cuenten con dispositivos como detectores de metales y tecnología antirrobo específica en las tiendas. Formar a los empleados en las técnicas del hurto también es indispensable para que estén prevenidos y actúen eficazmente.

Los administradores de fincas recuerdan que hay que tener especial cuidado con lo que se publica en las redes sociales ya que una foto o un comentario en ocasiones puede tener información importante para los cacos que aprovechan la ausencia. No retirar el correo del buzón o dejar el felpudo totalmente recogido cuando uno marcha son pistas para los ladrones que conviene no dejar.

Algo tan obvio como no abrir la puerta a desconocidos también está en este decálogo, y tampoco se debe dejar entrar a un supuesto técnico sin haber acordado previamente una cita.

Otra de las recomendaciones antes de irse de vacaciones es realizar un inventario descriptivo y fotográfico de todos los objetos de valor, especialmente cuadros, joyas y electrodomésticos, incluyendo número de serie de fabricación, para en caso de robo facilitar la mayor información tanto a la Policía como al perito del seguro.

Noticias relacionadas

Ver noticia en: www.epe.es