El Supremo anula una absolucin a la etarra Anboto por un atentado en Vitoria y obliga a la Audiencia Nacional a repetir el juicio



Actualizado

La etarra Soledad Iparraguirre, en la Audiencia Nacional.POOL
  • Justicia La Audiencia cita el da 21 a ‘Anboto’ y ‘Mikel Antza’ para declarar como imputados por el asesinato de Blanco
  • Crnica ‘Anboto’ y ‘Antza’: una familia de terror

El Tribunal Supremo ha anulado este mircoles la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvi en 2021 a la etarra Soledad Iparraguirre, alias Anboto, de un atentado con coche-bomba preparado en mayo de 1985 en las inmediaciones del polideportivo Mendizorroza, de Vitoria, por haber omitido «con una argumentacin no racional» la valoracin de una prueba dactiloscpica que «para el fiscal, con fundamento objetivo, tena un alto valor».

En la resolucin, la Sala de lo Penal ordena a la Audiencia que repita el juicio con un tribunal formado por diferentes magistrados y dicte nueva sentencia.

La causa se sigui contra Iparraguirre por veinte delitos de asesinato en grado de frustracin, otro de atentado contra agentes de la autoridad y un delito de estragos. Los terroristas colocaron un coche-bomba enfrente de las taquillas del polideportivo vitoriano, pero la Polica, que haba tenido noticia de los dos vehculos que los etarras acababan de robar para realizar la accin, localizaron el coche antes de que estallara y desactivaron el artefacto.

La Fiscala, cuyo recurso estima ahora el Supremo, reproch a la sentencia absolutoria de la Audiencia Nacional que hubiese descartado valorar la prueba dactiloscpica sobre unas huellas encontradas en uno de los vehculos robados, que identificaban a Iparraguirre, con el argumento de que sera contradictoria con otro informe del mismo tipo realizado aos antes en el que se recoga que no haba huellas identificables en el vehculo que, sin duda alguna, haba sido ocupado por autores del atentado enjuiciado.

Por su parte, el Alto Tribunal destaca que la argumentacin de la sentencia «es manifiestamente equivocada», ya que «parte de una premisa que, segn salta a la vista, es falaz», puesto que el primer informe no niega que existiesen huellas de la acusada, sino que las huellas se archivaron como annimas.

«La comparacin pericial con las huellas indubitadas de la acusada solo se realizar a instancia del Ministerio Fiscal aos despus. No existen dos informes contradictorios. Solo existe un nico informe pericial. Es patente que el argumento blandido para descalificar una prueba incurre en un grave error que, constatado, permite anular la sentencia pues no se puede considerar que sea prueba irrelevante o no decisiva. Contar con ella altera de forma significativa el cuadro probatorio», explica el TS.

La sentencia de la Audiencia Nacional ahora anulada cont con el voto particular de uno de los tres magistrados que la dict, que consider que haba prueba concluyente, plena, vlida, adecuada y suficiente para considerar plenamente probado, y ms all de toda duda razonable, la participacin de Iparraguirre como responsable, en concepto de autora, de los hechos enjuiciados, constitutivos de los delitos de asesinato, atentado y estragos de naturaleza terrorista.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Ver noticia en: www.elmundo.es