Incendios en Galicia: soluciones de todo a 100


BRICOMERLIN - Bricolaje, herramientas, pintura, electricidad, jardin, ...


ES difícil ponerse en la piel de quien tiene que dejar su casa porque se acerca el fuego. Primero huele a humo, después se empiezan a ver las llamas en las montañas cercanas y al final una visita de la Guardia Civil informa de que hay que abandonar la aldea. Le ha ocurrido esta semana a miles de gallegos en Valdeorras, en Folgoso do Courel o en Pobra de Brollón. Es un auténtico drama. Complicado abandonar a merced de las llamas toda una vida de trabajo, y hay vecinos de Veiga de Cascallá o de Alixo que han perdido casas, coches o cobertizos, y eso duele mucho. Que a los afectados les parezca que ha habido descoordinación o falta de medios en esta ola de incendios es lógico. Nunca hay medios suficientes para luchar contra fuegos como los que vivimos estos días en Galicia. De todas las crisis hay que aprender lecciones y escuchar a los que las han vivido en primera persona para poder mejorar. Lo que no tiene sentido a estas alturas de la película es llevar los incendios a la conversación de tasca. Arde el monte en Galicia con todos los gobiernos, con bosques bien y mal cuidados e incluso en concellos declarados libre de eucalipto. El fuego ha saltado ríos y cortafuegos que en condiciones normales tendrían que haber servido para estabilizar la situación. No sé si esta lacra tiene remedio o no, pero desde luego no con soluciones de todo a 100. Hay que poner el monte a producir, pero que a nadie se le ocurra plantar una especie rentable. Hay demasiada maleza, pero ninguno de los cientos de miles de propietarios forestales que hay en la Comunidad se da por aludido. Hemos sufrido temperaturas de más de 40 grados durante toda una semana, y el episodio de calor culminó en tormenta seca y en medio centenar de incendios por todo el interior de Galicia. Dejemos trabajar a los medios de extinción, esos que están en primera línea contra el fuego. Una vez controlada la situación será momento de reflexionar. Quien lo haga antes, simplemente está entorpeciendo.

Ver noticia en: www.abc.es