La búsqueda de alternativas a la energía rusa empuja a Occidente a estrechar lazos con regímenes autoritarios




El enfrentamiento con Moscú por la guerra de Ucrania obliga a Occidente a asegurarse alternativas al suministro de energía rusa. La búsqueda de nuevos socios ha empujado a la Unión Europea a estrechar lazos con regímenes autoritarios y a obviar reparos políticos ante países que violan los derechos humanos. Estados Unidos, por su parte, ha dado un giro en su relación con Arabia Saudí y ha suavizado las sanciones a Venezuela.

Seguir leyendo

Ver noticia en: elpais.com