La UME se desplaza al incendio de Sierra Bermeja, que deja tres bomberos heridos y al menos 60 evacuados






Cerca de un centenar de militares y una treintena de vehículos de la UME se han desplazado desde su base en Morón de la Frontera hasta Pujerra, Málaga, para ayudar a controlar el incendio que se ha declarado este miércoles en pleno corazón de Sierra Bermeja, una zona de alto valor ecológico ubicada en la provincia de Málaga y caracterizada por su pinsapar.

Tres bomberos forestales han sufrido quemaduras de diversa consideración.  Uno de ellos tiene afectado el 25% del cuerpo y ha sido trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital de Málaga.

Se trata de un área «inaccesible por tierra» y en la que, según han informado fuentes de Infoca, trabajan ya en su extinción 500 personas y un total de 162 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) junto a una treintena de vehículos desplegados y 17 medios aéreos en la zona, en la que el fuego ha evolucionado de forma negativa debido al fuerte viento que azotaba el lugar del incendio, que se ha iniciado en el paraje La Resinera, en Pujerra, el corazón de Sierra Bermeja.

También drones sobrevuelan el perímetro del incendio para dar apoyo a las tareas de los servicios que actúan en el lugar, en un fuego que no da tregua en una noche cerrada.

Se ha desalojado de manera preventiva el casco urbano de la localidad malagueña de Benahavís, y tres urbanizaciones (Montemayor, Benahavís Hill y Marbella Club); y se ha declarado el nivel 2 del plan de emergencias.

Medios desplegados para la extinción

Para controlar el fuego se han activado 17 medios aéreos entre helicópteros y aviones, y dos aviones anfibios procedentes de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), que según ha señalado el Grupo 43 de las Fuerzas Aéreas (con dependencia operativa de la UME), se han posicionado en la base de Málaga para continuar trabajando este jueves tras nueve horas de vuelo y 12 descargas de agua. Todo ello además de la UME, tres brigadas contra incendios, diez grupos de bomberos forestales y varios técnicos de operaciones.

Pasadas las 15:20 horas, los bomberos forestales de la zona han dado la voz de alarma después de ver el incendio desde lo alto de una torreta de control en el paraje de La Resinera.

Este incendio afecta a la misma zona de Sierra Bermeja que el verano pasado sufrió un devastador incendio que arrasó en septiembre pasado 9.670 hectáreas. «Las hectáreas que no se quemaron el año pasado se van a quemar ahora», ha asegurado el alcalde de Pujerra, Francisco Macías.

Fuertes rachas de viento

La extinción del incendio es complicada por el difícil acceso a la zona y por el fuerte viento de terral. Las mayores complicaciones se deben a la evolución de las llamas, que avanzan a 30 metros por minuto debido a la fuerza del viento, y la localización del foco del siniestro, que ha afectado a los términos municipales de Pujerra y Júzcar.

La evolución es complicada y las previsiones no son buenas, según ha asegurado el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, que ha precisado que el viento de terral sopla en la zona con una potencia entre 25 y 40 kilómetros por hora.

Aunque esperan controlar el fuego en las próximas horas, la evolución -dadas las condiciones climatológicas y la localización- no son favorables.

«De entrada debemos decir que la ubicación, su localización y su evolución no es favorable. Las condiciones climatológicas ahora mismo no nos dan ese mensaje de que pueda proceder favorablemente en las próximas horas. Estamos muy pendientes», ha asegurado Bendodo durante su visita al puesto de mando avanzado de los servicios de emergencias en Benahavís.

La Junta de Andalucía ha activado el nivel 2 del plan de emergencias ante el fuego y ante la previsión de la «evolución negativa» del incendio se ha movilizado a la UME principalmente para la protección de la población.  El nivel 2 se refiere a incendios para cuya extinción es necesario, a solicitud de la dirección del plan andaluz contraincendios Infoca, que sean incorporados medios extraordinarios.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que se encontraba cerca durante la campaña electoral a los comicios andaluces, ha visitado el puesto de mando avanzado, donde ha lamentado que el fuego afecte «otra vez» a esta zona y confía en que amaine el viento.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha manifestado a través de Twitter su «apoyo y solidaridad» a los vecinos afectados por el incendio y la ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, viaja este jueves a seguir las labores de extinción del incendio y acudirá al puesto de mando avanzado en Benahavís.

Decenas de desalojados

Los vecinos de Pujerra están «muy preocupados», según ha manifestado el alcalde, que ha señalado que el incendio se concentra por ahora en una zona de pino y matorral donde no hay viviendas y se dirige «a toda velocidad» en dirección a la costa; en concreto hacia los términos municipales de Estepona y Benahavís.

Por ello, unos 60 vecinos del casco urbano de Benahavís han tenido que abandonar sus casas, se han marchado en autobuses, vehículos particulares o taxis, y se han cerrado establecimientos; una actuación en la que han intervenido Policía Local y Protección Civil y para la que se ha habilitado como albergue una carpa en San Pedro Alcántara, en Marbella.

Los desalojados son vecinos de la urbanización Montemayor y de tres urbanizaciones (Montemayor, Benahavís Hill y Marbella Club.

También medio centenar de caballos del hipódromo de Benahavís (Málaga) han sido evacuados de la zona a raíz del incendio. Desde el servicio de Emergencias 112 han informado de la evacuación de los animales y de que la carretera A-7175 permanece cortada en sentido ascendente de la vía por el humo y para facilitar el trabajo de los servicios que actúan en el lugar.

Ver noticia en: www.rtve.es