Las temperaturas se disparan alcanzando los 40 grados






Las temperaturas han iniciado con un fuerte ascenso este jueves. Los termómetros podrán alcanzar en los próximos días máximas de hasta 40 grados en ciudades andaluzas como Sevilla o Córdoba. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha alertado de un episodio de calor intenso e inusual para la época que podría dar lugar a la primera ola de calor del verano y del año y la más temprana desde que hay registros.

La situación de estabilidad generalizada, que favorece la fuerte insolación, junto con la entrada de una masa de aire muy cálido procedente del norte de África por el sur peninsular, han causado este ascenso progresivo de las temperaturas que se ha registrado entre este jueves y viernes, según ha informado la AEMET.

Los termómetros han subido entre 5 y 8 grados en muchos puntos de España con respecto a los valores del miércoles. Este aumento se mantendrá durante todo el fin de semana y, probablemente, a comienzo de la próxima semana. 

Es posible que este viernes se superen los 38 grados en amplias zonas de los valles del Guadalquivir, Guadiana y Tajo. También se alcanzarán los 40 de manera puntual en el cuadrante suroeste peninsular. A partir del sábado, podrían superarse los 38 grados en gran parte de la zona centro, Extremadura, norte de Andalucía y oeste de Castilla-La Mancha. Según la AEMET, es posible que los termómetros sigan subiendo el domingo y el lunes y que tiendan a estabilizarse a partir del martes. 

Una posible ola de calor

«Debemos tener cautela porque hasta que no termine este episodio de altas temperaturas no podremos hablar de ola de calor», ha advertido Ruben del Campo, portavoz de la AEMET. Aun así, ha admitido que es «muy probable que acabe siéndolo». 

De confirmarse, sería «una de las olas de calor más tempranas en aparecer», según ha informado Del Campo. Desde que comenzaron los registros en 1950, las dos más adelantadas se iniciaron el 11 de junio de 1981 y el 13 de junio de 2017. En este mes, según el portavoz de la AEMET, se repiten «una vez cada dos años». 

Por el momento, este jueves se ha activado la alerta amarilla por calor en las provincias andaluzas de Córdoba, Sevilla, Huelva y Jaén. También lo han hecho Balarares y Cataluña, pero en este caso por viento fuerte y fenómenos costeros. 

Del Campo ha explicado que «lo peor» de este episodio de calor intenso «llegará entre el domingo y el lunes próximos, con más de 40 o 42 grados en puntos del valle del Guadalquivir y del Guadiana, sobre todo».

Solamente las comunidades cantábricas se salvarán de este calor porque allí no pasarán de los 25 grados en esos días, según el portavoz de la AEMET. En el resto de la Península, las máximas superarán los 35 grados y las mínimas serán también muy altas.

Las noches también serán cálidas, tropicales y tórridas en puntos aislados de Extremadura y del este de Andalucía, donde las mínimas no bajarán de los 25 grados de madrugada.

Riesgo de incendios forestales

El fuerte calor ha disparado el riesgo de incendios forestales. Las elevadas temperaturas han provocado que desde este jueves sea «muy alto» e, incluso, «extremo» en Aragón, oeste de Cataluña, sur de la Comunidad Valenciana y Murcia. También están en riesgo las provincias andaluzas de Almería y Málaga. En esta última ya se registró el miércoles un fuego en Pujerra, en el centro de Sierra Bermeja, donde han quedado devastadas miles de hectáreas. 

Ver noticia en: www.rtve.es