Sánchez presume de proteger a la mayoría social y carga contra la oposición por defender intereses ocultos



El curso político llega a su fin y Pedro Sánchez también realiza balance del año. Primero sobre su partido y luego sobre su Gobierno. Este viernes se ha reunido en Ferraz la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, liderada por el secretario general, para evaluar la acción política del partido.

Posteriormente, desde Moncloa, el presidente del Gobierno ofrece una comparecencia para presentar el primer informe de rendición de cuentas del Gobierno de España correspondiente a 2022. Valora la actuación del Ejecutivo en lo que va de año, coincidiendo con la recién publicación de los datos de empleo –este jueves se conoció la Encuesta de Población Activa– y con el nuevo dato del IPC, que continúa al alza. Sobre esta última cuestión el presidente ha calificado el dato de inflación de «malo» y ha instituido en que «es una de las principales tareas del Gobierno».

El líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, ya realizó su propio balance este jueves desde la plaza de la Marina Española, detrás del Senado. El presidente del PP hizo especial hincapié en las divisiones internas del Gobierno y en la mesa de diálogo con Cataluña celebrada este miércoles. Feijóo acusó a Sánchez de conceder al separatismo «barra libre para actuar contra el Estado», aunque también reconoció que al presidente del Gobierno le ha tocado lidiar con cuestiones muy graves.

La comparecencia del presidente Pedro Sánchez, que comienza a las 12 horas, también coincide en plena polémica por la defensa realizada desde el PSOE y el lado socialista del Gobierno de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, cuyas condenas por el caso ERE han sido ratificadas por el Tribunal Supremo esta semana.

Ver noticia en: www.abc.es