Snchez eleva a Montero para afrontar la batalla econmica de otoo



Actualizado

La ministra de Hacienda que le ha dado al presidente sus nuevos impuestos y unos Presupuestos para asegurar la legislatura ser ahora la ‘nmero dos’ del PSOE

JAVIER BARBANCHO
  • Poltica Pedro Snchez resetea el PSOE: Mara Jess Montero como ‘nmero dos’ y Pilar Alegra y Patxi Lpez como portavoces
  • PSOE Snchez articula un ncleo duro de nueve personas que concentrar el «poder real» en el partido

Cuando Pedro Snchez remodel su Gobierno el pasado verano y Mara Jess Montero dej de ser portavoz del Ejecutivo, y adems Nadia Calvio pas a ser vicepresidenta primera, el mensaje de las fuentes cercanas a la ministra de Hacienda fue claro: Es lo lgico cuando se produce una remodelacin en el Gobierno. La prdida de protagonismo era evidente, y la mayor locuacidad, si cabe, de la propia Montero en los corrillos evidenciaba que echaba de menos su papel protagonista durante las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros. Pero la responsable de Hacienda se mantuvo en su papel, se centr en la reforma fiscal, que ha quedado frustrada por la guerra en Ucrania, la inflacin y la nueva crisis econmica, y, sobre todo, sigui dando respuesta los deseos de gasto del presidente del Gobierno y tambin a sus improvisaciones fiscales.

Porque el impuesto a la banca, sin ir ms lejos, no era una de las prioridades del Ministerio de Hacienda. Una vez que vieron que la gran subida de impuestos que llevan tantos aos persiguiendo deba quedar postergada en el mejor de los casos, en el departamento de Montero se centraron en la nueva figura a las compaas elctricas. Y en ello estaban trabajando, ya de cara a 2023, para evitar en la medida de lo posible las denuncias que, en cualquier caso, llegarn por parte de las empresas afectadas.

Pero ante el Debate sobre el estado de la Nacin y la necesidad de golpes de efecto polticos por parte de Snchez, en Hacienda recibieron el encargo de comenzar a desarrollar tambin el impuesto a la banca. Fueron, incluso, capaces de consensuar una cifra de recaudacin: 1.500 millones por ao, 3.000 en total, que se sumarn a los 4.000 del impuesto a las elctricas para hacer un total de 7.000 millones. Ya habr tiempo de ver si realmente se llega esa cantidad o, como ha ocurrido con otras figuras, se quedan muy lejos. En cualquier caso, el trabajo para Snchez ya estaba hecho.

Como tambin lo estuvo en los aos de la crisis del coronavirus o en 2019, durante el primer ao completo de Gobierno socialista y cuando el dficit repunt por primera vez en siete aos. No slo eso, sino que el Ejecutivo ofreci una primera cifra que posteriormente Eurostat se vio obligada a corregir al alza. Fue sonrojante, pero la responsable de confeccionar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), lo hizo. Y tambin precisamente en este mbito, en el de las cuentas pblicas, ha ofrecido a Snchez argumentos para que ahora la premie hacindola parte de su ncleo ms cercano: fue capaz de aprobar los PGE de 2021 en tiempo y forma por primera vez desde 2016, y asegurar adems la legislatura.

Y mientras tanto, ella no se ha olvidado de mantener un marcado perfil propio ms all de Hacienda. Sus viajes a Andaluca se han multiplicado desde que fue relegada de la portavoca de Gobierno. Antes de las elecciones y tambin despus. Los jueves por la noche, cuando la Secretara de Estado de Comunicacin enva la agenda de Gobierno para el da siguiente, lo habitual es que Montero tenga algn acto en su tierra natal. All donde ya ocup la cartera de Hacienda antes de llegar al Gobierno.

Se podra pensar que lo hace para aprovechar y pasar el fin de semana en casa. Y probablemente sea as. Pero tampoco parece descabellado que est sembrando para lo que pueda pasar en el PSOE de Andaluca de cara a las todava lejanas prximas elecciones autonmicas o que, simplemente, considera que es la mejor forma de trabajar en favor del partido que ahora tendr que controlar. El smil entre su nueva labor y su formacin, licenciada en Medicina y Ciruga, sera sencillo, pero con eso no le bastar para ejercer como mano derecha de Snchez, ni tampoco para liderar la batalla poltica ante el inminente riesgo de recesin y el nuevo retraso en el tortuoso camino de vuelta a los niveles econmicos previos a la pandemia. Ah tambin ser clave para Snchez.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Ver noticia en: www.elmundo.es