Solo se vacunará a los contactos estrechos






La Comisión de Salud Pública ha aprobado este jueves la vacunación frente a la viruela del mono para los contactos estrechos de casos confirmados. 

Los técnicos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han tenido en cuenta la «limitada disponibilidad de las dosis» y, por lo tanto, priorizan la vacunación de personas con alto riesgo de gravedad o de exposición al virus.

De momento, descartan una campaña para inmunizar por grupos de población o de forma generalizada, como ocurrió con el coronavirus. No obstante, «podría recomendarse más adelante en función de la evolución del brote y de la disponibilidad de vacunas», han apuntado desde el departamento que dirige Carolina Darias.

La ministra anunció en la semana previa en la Comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados que se estaba a punto de recibir las primeras 200 dosis de la vacuna Imvanex, de la farmacéutica danesa Bavarian Nordic, pero el Gobierno espera recibir más a raíz de la compra conjunta con la Unión Europea.

Este preparado es el mismo que para la viruela tradicional y contiene una forma viva modificada del virus de la viruela vacunoide, denominado «viruela vacunoide de Ankara». Por ello, ya está autorizado por la Agencia Europea del Medicamento.

España es el segundo país más afectado por el brote

España es segundo país más afectado en este brote fuera de África, solo por detrás de Reino Unido. La mayoría de estos positivos se han notificado en la Comunidad de Madrid, que ya suma 250. 

Muy por detrás de la capital, está Canarias, con una veintena positivos confirmados en total, mientras se han notificado algunos casos aislados desde Cataluña, País Vasco, Andalucía, Aragón, Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares y Castilla-La Mancha, según las informaciones ofrecidas por las mismas comunidades autónomas.

Hasta el momento, todos los pacientes se encuentran leves en sus domicilios. Los síntomas habituales de la enfermedad son fiebre, dolor de cabeza y cuerpo, inflamación en los ganglios y erupciones en manos y cara, similares a las producidas por la varicela.

El período de incubación va de los 5 a los 13 días, aunque en ocasiones puede llegar hasta los 21, por lo que se recomienda una cuarentena de tres semanas para los contactos. El protocolo de Sanidad, no obstante, solo establece el aislamiento para los contagiados.

Ver noticia en: www.rtve.es