Un Poder Judicial dividido respalda el nombramiento de Álvaro García como fiscal general | España



Pleno del Consejo General del Poder Judicial, el 11 de junio.Consejo General del Poder Judicial

El Consejo General del Poder Judicial ha avalado este jueves el nombramiento de Álvaro García Ortiz como fiscal general del Estado por 12 votos a favor y siete en contra. Los votos de rechazo han llegado de siete de los vocales propuestos en su día por el PP para integrar el órgano de gobierno de los jueces, prácticamente los mismos que en enero de 2020 se opusieron a la designación de Dolores Delgado como jefa del ministerio público. Entonces, estos consejeros alegaron que el hecho de que Delgado hubiera sido hasta unas semanas antes ministra de Justicia la convertía en “no idónea” para el cargo de fiscal general. En esta ocasión, fuentes de este sector admiten que las circunstancias son distintas, pero sostienen que la proximidad de García Ortiz a Delgado, de la que ha sido número dos, hacen que tampoco sea adecuado para el cargo.

El informe del órgano de gobierno de los jueces sobre la propuesta de nombramiento de fiscal general formulada por el Gobierno es un trámite preceptivo, pero no vinculante, en el que el CGPJ comprueba que el candidato a fiscal general cumple los requisitos formales para ocupar ese cargo: ser un jurista español de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión. García Ortiz cumple esas condiciones y así lo ha constatado el CGPJ, pero siete vocales consideran que no es apto para el puesto.

Este grupo, según fuentes del órgano, argumenta que entre los requisitos para ser nombrado fiscal general debe considerarse “la idoneidad”, aunque la ley no concreta, y García Ortiz, asegura este sector, no es idóneo porque su imagen de imparcialidad está comprometida por su cercanía a Delgado y por una supuesta vinculación con el PSOE. Vocales presentes en la reunión señalan que Lesmes ha discrepado de este sector con vehemencia para tratar de dejar fuera del debate el asunto de la idoneidad, pero siete de los consejeros propuestos por el PP han insistido en su postura y se han opuesto a avalar a García Ortiz alegando su proximidad con Delgado y que, en 2019, participó como experto en unas jornadas del PSOE gallego a las que acudieron otros expertos sin militancia.

Ambos argumentos son la base en la que apoyan el voto particular que han presentado para plasmar por escrito su discrepancia con la designación de García Ortiz. “Debemos comenzar señalando que la propuesta que se somete a nuestra consideración no nos plantea dudas sobre las condiciones objetivas de la persona propuesta para el cargo. Ahora bien, dicho lo anterior no podemos dejar de expresar que el candidato propuesto no cumple a nuestro juicio con el requisito de la imparcialidad que la asunción de tan alta responsabilidad implica”, señala el texto, en el que vinculan al futuro fiscal general con algunos de “los episodios no elogiosos” del mandato de Delgado, como la decisión de apartar al fiscal Ignacio Stampa de Anticorrupción o el nombramiento del fiscal de sala delegado de menores revocado por el Tribunal Supremo.

Los vocales que han votado en contra del próximo fiscal general y firman el voto particular son José María Macías, Nuria Díaz Abad, María Ángeles Carmona, Gerardo Martínez Tristán, José Antonio Ballesteros, Carmen Llombart y Juan Manuel Fernández. A favor de García Ortiz han votado el propio Lesmes, tres vocales propuestos por el PP (Juan Martínez Moya, Wenceslao Olea y Vicente Guilarte), los vocales propuestos por PSOE (Roser Bach, Mar Cabrejas, Álvaro Cuesta, Rafael Mozo, Clara Martínez de Careaga y Pilar Sepúlveda), IU (Concepción Sáez) y PNV (Enrique Lucas).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El resultado es idéntico al obtenido en su momento por Dolores Delgado y consolida una división en el Poder Judicial para cumplir el trámite de avalar al fiscal general que, hasta entonces, solo se había dado con la elección de otro exministro, Javier Moscoso, en 1986 (13 votos a favor, seis en contra y uno en blanco).

El texto acordado por la mayoría del Consejo para dar el visto bueno a García Ortiz repite la misma fórmula que ya se usó con Delgado, que inmediatamente antes de ser fiscal había sido ministra de Justicia del primer Gobierno de Pedro Sánchez: se limita a acreditar que el candidato “cumple los requisitos exigidos por la legislación”. De esta forma, se obvia una referencia a su idoneidad que sí se había incluido en los cuatro fiscales generales anteriores a esta, pero que Lesmes eliminó en el caso de Delgado para buscar un mayor consenso. Sin embargo, obtuvo el resultado contrario y algunos de sus vocales más afines votaron en contra. Los acontecimientos se han repetido este jueves, con el mismo resultado.

Una vez superado el trámite del CGPJ, García Ortiz tiene que comparecer ante la Comisión de Justicia del Congreso. Fuentes parlamentarias señalan que esta comisión prevé reunirse la próxima semana, lo que permitirá que el nuevo fiscal general prometa su cargo ante el Rey y tome posesión antes de agosto.

Ver noticia en: elpais.com