Yolanda Díaz lanzará su proyecto ‘Sumar’ el 8 de julio en Madrid






La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lanzará finalmente su proyecto de escucha llamado «sumar» el próximo 8 de julio en Madrid. Este proceso podría llevar a Díaz a dar el salto como candidata a las próximas elecciones generales. Y si bien ha reconocido que ahora mismo hay «tensión» entre ella y Podemos, ha pedido a esta formación «tranquilidad»: «Ya está, vamos a sumar, cabe todo el mundo, no hay problema».

En una entrevista en La Sexta, Díaz ha confirmado esta fecha y ha dicho que su posible salto a las generales se decidirá «colectivamente» cuando concluya en diciembre sus contactos con distintos colectivos. Empezará el 8 de julio, ha dicho, por ser la Semana del Orgullo, de la diversidad, «de un nuevo país que es inclusivo y diverso» y a partir de ese día recorrerá toda España, ha dicho, para escuchar a la sociedad civil.

Esta vez, sí ha trasladado a los partidos del espacio de Unidas Podemos y otros la fecha del arranque del proceso de escucha, algo que no hizo cuando registró la marca ‘Sumar’ para organizarlo, algo que molestó a Podemos.

Pide «tranquilidad» a Podemos: «Vamos a sumar»

Preguntada precisamente sobre si hay tensiones con Podemos, ha respondido: «Yo creo que sí». No ha dado, sin embargo, más detalles: “A veces, hablo con los mayores y me dicen “están nerviosos” pero no sé muy bien por qué. Tranquilidad, ya está, vamos a sumar, cabe todo el mundo, no hay problema”.

Díaz, que ya avisó que no daría el salto como candidata si había «personalismos» y «ruido», ha insistido en que hay que trabajar por las cosas que preocupan a los españoles y ella no se va a distraer de ese objetivo.

También ha añadido que ella en política ha mantenido discrepancias con su padre o con el excoordinador de IU Gaspar Llamazares y no dejó de hablarse con ellos por eso, y ha apelado a la necesidad de «cuidarse» en lugar de «romperlo todo».

Díaz defiende una propuesta electoral transversal y sin siglas, reconociendo que los partidos tienen un papel clave y quiere que esté todo el mundo «sin excluir a nadie», pero habla sobre todo de militancias y no de organizaciones: «Los partidos son imprescindibles pero ya llegaremos a ese momento, me gustaría que esté toda la militancia de IU, de Podemos, son militancia de oro». 

La vicepresidenta lleva meses anunciando su intención de iniciar un proceso de escucha ciudadana con el fin de articular «un frente amplio» que ensanche las bases progresistas sin aclarar si se postularía como candidata a las próximas generales. Pero la guerra en Ucrania y sus labores en el Gobierno le llevaron a posponer este proceso hasta después de las elecciones andaluzas del 19 de junio y ahora, por fin, ya hay fecha. 

Distanciamiento de Podemos

La posibilidad de que Díaz encabezara una candidatura a la izquierda del PSOE viene ya de lejos. El primero que la postuló fue el exvicepresidente y exlíder de Podemos Pablo Iglesias, que cuando decidió dar el salto a las elecciones del 4 de mayo de 2020 en Madrid dejó claro que «Yolanda Díaz debe ser la próxima presidenta del Gobierno«.

Pero en este tiempo, la ministra de Trabajo ha dejado muy claro que su proyecto va más allá de Unidas Podemos y su distanciamiento con el partido morado es cada vez más evidente. No solo en cuestiones ideológicas tras sus choques respecto a cuestiones como el envío de armas a Ucrania o la cumbre de la OTAN en Madrid.

Las próximas elecciones en Andalucía y el malestar de Podemos por que Inmaculada Nieto (IU) fuera la candidata de la coalición Por Andalucia en lugar de Juan Antonio Delgado (Podemos) llevó al propio Iglesias a acusar a Díaz de haber empleado las «puñaladas y los despachos» para imponer a su candidata y le avisó que su proyecto político empezaba «de la peor manera posible». Incluso ha llegado a recordarla que, si está donde está, es gracias a Podemos.

Díaz no contó con las ministras de Podemos en un acto llamado ‘Otras políticas’ el pasado mes de noviembre, que muchos interpretaron como el germen de su plataforma electoral. Invitó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; a la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, a la portavoz de Más Madrid, Mónica García, y a la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía en Ceuta, Fátima Hamed Hossain.

Y aunque en Podemos han dicho siempre que Díaz será su candidata si finalmente decide dar el paso (es la líder mejor valorada en el CIS), no parecen estar muy al tanto de los avances de la vicepresidenta en esta cuestión. Cuando Díaz registró la marca ‘Sumar’ para su proyecto, la ministra de Igualdad, Irene Montero, confirmó que su compañera en el Consejo de Ministros no le había informado de este movimiento, si bien dijo que igualmente la apoyaría.

Después, el pasado mes de mayo, la líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, también prometió a Díaz «unidad» en su posible candidatura, pero avisó de que «Podemos es imprescindible» dentro de la misma.

Incluso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace diferencias y el pasado mes de abril se abrió a pactar con el «espacio de Yolanda Díaz», sin mencionar a Unidas Podemos, como un posible socio en el futuro. 

Ver noticia en: www.rtve.es